Síntomas y tratamiento de la osteocondrosis cervical en mujeres.

Causas de la osteocondrosis cervical

Para que la prevención y el tratamiento de la osteocondrosis cervical en las mujeres tengan un resultado positivo, es necesario comprender las causas de la enfermedad.

En griego, "chondros" significa cartílago, pero esta enfermedad afecta no solo a los discos intervertebrales sino también a las articulaciones de las vértebras.

La osteocondrosis es un cambio degenerativo en la estructura del cuerpo (en este caso, la columna vertebral) que a menudo ocurre en una de cada dos personas después de los treinta y cinco y después de los cincuenta. Es el provocador más común para el dolor de espalda y cuello. Primero afecta a los pequeños músculos y ligamentos que sostienen las vértebras, luego la enfermedad se propaga a los huesos y destruye el cartílago intervertebral, lo que lleva a problemas de salud más graves.

La osteocondrosis cervical es más común en mujeres. Se divide en tres etapas, cada una de las cuales conduce gradualmente a una movilidad reducida.

Un poco sobre la estructura de la columna

La columna vertebral humana consta de 33-35 vértebras óseas, entre las cuales hay amortiguadores: discos intervertebrales. Gracias a ellos, el cuerpo humano se vuelve flexible. El cuello uterino es el más móvil de todos los departamentos y, a veces, puede soportar un estrés tremendo (especialmente en personas con estilos de vida sedentarios) mientras tiene numerosas arterias y terminaciones nerviosas vitales. Atraviesan las vértebras, a menudo pellizcadas. Como resultado, se altera el flujo sanguíneo y se pellizcan las raíces nerviosas.

Factores predisponentes

Las principales causas de osteocondrosis cervical en mujeres:

  • Tratamiento con medicamentos hormonales (que afecta el metabolismo).
  • Carga insuficiente en la columna y los músculos de la espalda: un lugar de trabajo mal organizado, trabajo físico duro en un trabajo peligroso o levantar objetos pesados, la carrera por el éxito en un gran deporte: todos estos son los provocadores más comunes de la enfermedad.
  • Los síntomas de la osteocondrosis cervical.
  • Una dieta inadecuada y fumar, los alimentos sin la cantidad adecuada de micronutrientes beneficiosos contribuyen al desarrollo de la enfermedad y el abuso de alimentos que contienen conservantes, estabilizadores, colorantes y otras sustancias nocivas solo empeorará la situación. Otra razón importante es el consumo insuficiente de agua pura (sin colorantes, aromatizantes ni gas). Nuestras células solo se mantienen funcionales y saludables si hay suficiente agua potable: sin esto, el cartílago y los ligamentos se secan primero, luego los músculos se obstruyen con escoria y se produce la primera rigidez, que puede conducir a la osteocondrosis.
  • Falta de ejercicio: sin un estilo de vida activo (hacer ejercicio, caminar con frecuencia, andar en bicicleta), se interrumpe el suministro de sangre a los músculos del cuerpo. Esto, a su vez, conduce a una nutrición inadecuada de los discos intervertebrales, que, después del final del crecimiento humano, solo pueden absorber las sustancias necesarias de los músculos cercanos. Cuanto más realiza una persona acciones musculares de diferentes estructuras y naturaleza, más activamente funcionan todos los sistemas de su cuerpo, como resultado de lo cual el desarrollo de la enfermedad se retrasa o se elimina por completo.
  • Herencia o curvatura congénita de la columna. La estructura del cuerpo y la columna vertebral se transmite de generación en generación: una cierta inclinación o, por el contrario, una desviación excesiva de la espalda baja, escoliosis, todo esto conduce a una carga incorrecta en la columna vertebral, lo que significa que un entorno positivo para el desarrollo de la osteocondrosises creado. Por lo tanto, si ha habido casos de la enfermedad en la familia, se recomienda encarecidamente realizar un estudio con regularidad para predecir la enfermedad de manera oportuna.
  • Enfermedades anteriores: artritis, osteoartritis y varios tipos de neuralgias, espasmos vasculares e inestabilidad vertebral, todos estos también son provocadores de osteocondrosis.
  • Lesiones: una lesión previa en la columna suele ser la primera causa de osteocondrosis en las mujeres. El tratamiento de tales casos debe ser particularmente cuidadoso, ya que los músculos se debilitan por el trauma, lo que significa un deterioro del suministro de sangre y el metabolismo.
  • El estrés regular es una de las principales causas de la aparición de una enfermedad. Cualquier estrés trae consigo un trasfondo psicosomático que hace que los músculos se contraigan bajo tensión, a menudo de manera incontrolable. Debido a los espasmos musculares, se altera el libre movimiento de la sangre y la linfa, lo que a su vez provoca la deposición de toxinas, toxinas y desechos metabólicos. Así es como se desarrolla la osteocondrosis en las primeras etapas.

Factores secundarios

Estos incluyen:

  • Posición incorrecta de la columna durante el descanso y el sueño: una posición cómoda de la cabeza y la almohada durante el sueño también es muy importante para un cuello sano. La almohada no debe ser demasiado grande y dura, y la cabeza no debe estar a más de veinte centímetros por encima de la altura de los hombros. Dormir sin almohada provoca espasmos musculares y se convierte en una amenaza potencial de enfermedad.
  • El embarazo suele ir acompañado del primer signo de osteocondrosis cervical: en las mujeres, las manos suelen adormecerse mientras duermen.
  • signos secundarios de osteocondrosis cervical
  • Sobrepeso. Una gran masa corporal ejerce presión sobre los amortiguadores del cuerpo: las rodillas y la columna lumbar. Y cuando la zona lumbar está sobrecargada, el cuerpo intenta compensarlo con otras partes. El cuello es el primero en este grupo de riesgo.
  • Edad: Con los años, las vértebras se desgastan cada vez más, el cartílago se desgasta y provoca la enfermedad. Además, existe la lixiviación de calcio del cuerpo "relacionada con la edad".
  • Distribución incorrecta del peso en los pies y, como resultado, carga incorrecta en la columna

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas más comunes de la osteocondrosis cervical en las mujeres son dolor y crujidos en el cuello, sensación de tensión muscular y rigidez al girar la cabeza.

También los indicadores de problemas de columna son:

  1. Dolor de cabeza y mareos.
  2. Entumecimiento en los dedos.
  3. discapacidad visual. Este síntoma de osteocondrosis cervical en mujeres requiere atención médica inmediata.
  4. Ruidos en la cabeza y puntos parpadeantes frente a los ojos.
  5. Tensión muscular combinada con un rango de movimiento limitado en el cuello.
  6. Rendimiento reducido. Se ha relacionado con fatiga severa y deterioro de la memoria.

Todos estos síntomas de osteocondrosis cervical en mujeres con tratamiento desaparecen gradualmente, lo que es un indicador de la regresión de la enfermedad.

Especificidad de la patología

Las principales características y el tratamiento de la osteocondrosis cervical en las mujeres no son diferentes a los de los hombres, aunque, según las estadísticas, es más probable que el sexo femenino recurra al médico. Los hombres suelen sufrir dolores y molestias durante mucho tiempo, lo que empeora la situación.

Los médicos creen que es imposible curar completamente esta enfermedad, ya que no existe un proceso inverso si ya se han producido cambios degenerativos. Uno solo puede detener el progreso actual y evitar que se deteriore. Por lo tanto, prevenir el desarrollo de la enfermedad es muy importante en lugar de intentar arreglarlo todo más tarde.

Métodos de tratamiento de la osteocondrosis cervical en mujeres

Actualmente se utilizan las siguientes terapias:

  • Medicamentos (con exacerbación): analgésicos y bloqueadores fuertes.
  • Fisioterapia (en todas las etapas y durante la prevención) - gimnasia terapéutica, masajes, terapia manual: tracción, ultrasonido.
  • Métodos alternativos. Estos incluyen el uso de aplicadores, acupuntura, hirudoterapia (terapia de sanguijuelas).

¿Es eficaz el tratamiento farmacológico?

Tratamiento de la osteocondrosis cervical con medicamentos.

En las mujeres, el tratamiento farmacológico de la osteocondrosis cervical solo se recomienda en la etapa de exacerbación. Se caracteriza por dolor de cabeza intenso y dolor muscular, náuseas, movilidad restringida debido a un extremo nervioso estrangulado. En esos momentos, es importante no exagerar con analgésicos para no sobrecargar el hígado y dañar el revestimiento del estómago.

Es mejor limitar el uso de ungüentos con efecto de calentamiento en los días de exacerbación para no causar hinchazón en el área afectada. Si aún se detecta edema, se recomienda tomar diuréticos para mejorar el flujo linfático. Por otro lado, los geles y ungüentos antiinflamatorios pueden aliviar el dolor, los calambres y las molestias en el cuello.

En el futuro, no tiene sentido usar medicamentos para tratar la osteocondrosis cervical. En las mujeres, la adicción a las drogas se desarrolla muy rápidamente y no habrá un resultado adecuado. La única excepción es el uso de productos con condroitina (utilizada para restaurar el tejido del cartílago) y complejos con calcio, que una mujer debe tomar después de cuarenta años.

¿Cómo se puede vencer la osteocondrosis?

Para detener la enfermedad y prevenir su progreso, es necesario abordar el problema a gran escala. Es necesario hacer ejercicios terapéuticos con la mayor frecuencia posible, comer bien, beber mucha agua limpia y recordar la posición correcta de la columna vertebral con más frecuencia durante el trabajo para evitar sentir entumecimiento muscular por fatiga y tensión. . También está permitido utilizar medicinas tradicionales. Estos incluyen compresas y masajes, infusiones de hierbas para estimular el metabolismo. La forma más eficaz de luchar por la salud es influir conscientemente en todos los factores. Por lo tanto, tan pronto como se encuentren signos de osteocondrosis cervical en una mujer, el tratamiento debe ser integral y concienzudo.

Terapia de movimiento

Ejercicios para la osteocondrosis cervical.

La forma más eficaz y útil de luchar contra la osteocondrosis cervical es la gimnasia correctiva (terapia de movimiento) y el yoga.

Estos sistemas son similares en cuanto a afectar las áreas problemáticas cuando actúan sobre los músculos pequeños estirando y fortaleciendo todo el corsé muscular mediante tracción. Los ejercicios especiales de gimnasia articular son los más adecuados para personas mayores o muy débiles.

¿Por qué es peligrosa esta enfermedad?

Una enfermedad que no se diagnostica a tiempo o se descuida conduce a la formación de protuberancias y hernias de la columna, migrañas severas y dificultad para respirar debido a músculos bloqueados. Esto conduce a problemas con el corazón y los vasos sanguíneos. El cerebro se ve particularmente afectado por trastornos circulatorios que conducen a un accidente cerebrovascular. El síndrome de la arteria vertebral y el accidente cerebrovascular también son comunes en personas negligentes.

En la práctica médica hay (¡raramente, pero aún así! ) consecuencias fatales debido al tratamiento inoportuno de la osteocondrosis cervical. En mujeres y hombres, los síntomas de la enfermedad, los efectos en el cuerpo y los métodos de tratamiento son idénticos. El cuerpo del niño también puede verse afectado, pero muy probablemente debido a una estructura patológica hereditaria de la columna o un trauma de nacimiento.

Dieta para la osteocondrosis

La dieta en osteocondrosis debe ser equilibrada, por lo que es mejor consultar a un nutricionista. Importante: trate de consumir la menor cantidad de sal y agua mineral posible. La cocción se debe cocinar al vapor, hervir o, en casos extremos, hornear en papel de aluminio. Los alimentos salados, ahumados, picantes y grasos están excluidos del uso diario. Debe consumir más alimentos con alto contenido de proteínas (legumbres, productos lácteos, almendras y verduras) y condroitinas (agar-agar, cartílago). El café está prohibido ya que promueve la filtración de calcio del cuerpo. Plántulas de cereales y legumbres, semillas de sésamo han demostrado ser muy buenas.

El movimiento es vida

Para evitar que la enfermedad progrese, es importante mantener un estilo de vida activo mientras:

cómo tratar la osteocondrosis cervical
  • Ejercicios físicos obligatorios con diferentes efectos: gimnasia, natación.
  • Si el trabajo se prolonga durante muchas horas, a menudo hace cinco minutos para estirar el cuerpo.
  • Beba al menos dos litros de agua limpia sin gas ni aditivos.
  • Salga al aire libre con más frecuencia y dé largos paseos.
  • Controle constantemente su postura para evitar la flacidez.
  • Consuma alimentos ricos en calcio.

El viejo refrán dice: "La edad de una persona está determinada por la condición de su columna vertebral". Así que cuídelo y observe los cambios que se hacen a tiempo.