Síntomas de osteocondrosis cervical en el hogar: ejercicio y gimnasia.

Las causas de los dolores de cabeza, entumecimiento de los dedos y hormigueo en el corazón a veces deben buscarse en el cuello en lugar de en el lugar donde se encuentran. La osteocondrosis de esta sección afecta la condición de la cintura y la cintura escapular, así como los órganos de estas áreas.

Esta es una enfermedad degenerativa de los discos intervertebrales del tejido conectivo que actúan como amortiguadores en la columna. Dependiendo de la extensión y extensión de la lesión, se desarrollan los síntomas correspondientes.

La región del cuello es la parte más flexible y vulnerable de la columna. La exposición a factores desfavorables conduce a la desnutrición del cartílago, adelgazamiento de los discos intervertebrales, formación de una hernia inguinal o crecimiento excesivo de tejido óseo. Las raíces nerviosas se comprimen, se altera el flujo sanguíneo en los vasos paravertebrales.

motivos

Los factores que pueden conducir a la osteocondrosis son muy diferentes:

  • estilo de vida sedentario, falta de entrenamiento para el aparato músculo-ligamento;
  • Posturas constreñidas a largo plazo con mayor tensión en el cuello - trabajo sentado con la cabeza baja;
  • lesiones en el cuello;
  • trastornos metabólicos;
  • almohada y colchón seleccionados incorrectamente;
  • obesidad;
  • enfermedades sistémicas del tejido conectivo;
  • predisposición hereditaria.

Las siguientes causas afectan directamente el desarrollo de los síntomas de la enfermedad:

  • La dislocación del disco ocurre con bastante poca frecuencia, pero esta condición conduce al desarrollo de parálisis;
  • disminución de la altura del disco: el aplanamiento conduce a una disminución del diámetro del agujero intervertebral, que comprime las raíces nerviosas;
  • Las hernias de disco son protuberancias que pueden comprimir la raíz.
  • Los osteofitos se encuentran a los lados de los cuerpos vertebrales, irritan los músculos adyacentes, causan edema, aumento del tono, lo que aumenta la carga en el disco intervertebral y conduce a una disminución de su altura. Si el crecimiento se dirige hacia el canal de la arteria vertebral, provocará un estrechamiento.

Síntomas de la enfermedad

La osteocondrosis cervical se caracteriza por una agrupación de síntomas en síndromes que determinan las manifestaciones clínicas y las quejas de los pacientes.

síndrome vertebral
las manifestaciones de los signos están relacionadas con la condición del tejido óseo o cartilaginoso de las vértebras. Para diagnosticar con precisión este síndrome, todos los síntomas deben estar presentes:

  • Cambio de movilidad en la columna cervical;
  • dolor al moverse;
  • Violación de la estructura morfológica de los discos intervertebrales y cuerpos vertebrales.

La ausencia de alguno de los signos permite sospechar otra enfermedad con síntomas similares. Con miositis (daño muscular) se observa una disminución de la movilidad sin cambios en la morfología. El dolor es común con muchas otras enfermedades.

Síndrome de la arteria vertebral
Los síntomas que lo componen son los siguientes:

  • Compresión de una arteria y deterioro del flujo sanguíneo en su tronco, lo que causa mareos, tinnitus, cambios en la presión arterial, náuseas o vómitos;
  • Una irritación de los procesos nerviosos de la arteria se manifiesta en un fuerte dolor de cabeza del tipo migraña, disminución de la sensibilidad, entumecimiento, "moscas" parpadeantes frente a los ojos y una disminución unilateral temporal de la visión.
  • La hipoxia cerebral o falta de oxígeno se expresa como disminución del rendimiento, desmayos, letargo, somnolencia, deterioro del estado de alerta y, en casos graves, incluso depresión.

El daño a la arteria vertebral conduce a una reducción del suministro de sangre a las partes correspondientes del cerebro. Sin embargo, se puede observar un síndrome similar en otras patologías: lesiones vasculares ateroscleróticas, su compresión por tumores en crecimiento, tejidos inflamados.

síndrome cardíaco
la aparición de signos de angina y dolor en el área del corazón no siempre indica la patología de este órgano. Estos podrían ser signos de osteocondrosis cervical, que incluyen:

  • dolor de pecho;
  • dificultad para respirar;
  • fatiga y debilidad rápidas.

En esta situación, actúan sobre el método de exclusión: diagnostican la enfermedad cardíaca mediante un EKG, que no detecta los cambios característicos de la angina de pecho. La angiografía no muestra un estrechamiento aterosclerótico de las arterias.

Síndrome radicular
Estos síntomas son unilaterales y están asociados con daño a las raíces del par correspondiente de nervios espinales. Se caracterizan por dolor, parálisis o paresia, trastornos de sensibilidad en el lado correspondiente.

La primera y segunda raíces se caracterizan por dolor o entumecimiento en el área occipital. El tercer par se manifiesta en entumecimiento y sensación de plenitud de la lengua, dificultad para tragar y masticar, alteración de la sensibilidad detrás de las aurículas.

La compresión de 4 pares provoca hipo, dolor en la clavícula y en la garganta al tragar. El quinto par se expresa en la restricción del movimiento de los hombros, el sexto en dolor y entumecimiento en los omóplatos y antebrazos.

El séptimo causa entumecimiento en las manos, más a menudo los dedos índice y medio, el octavo causa paresia y alteración de la sensibilidad del dedo anular y el meñique.

El proceso patológico rara vez se limita a un par de raíces nerviosas, a menudo varias se ven afectadas al mismo tiempo, lo que confunde el cuadro clínico y conduce a dificultades en el diagnóstico.

La falta de tratamiento o la elección incorrecta del método pueden provocar complicaciones en forma de una hernia que sobresale, una ruptura de disco y un desplazamiento brusco de la vértebra, lo que puede provocar una discapacidad o la muerte.

Diagnóstico

diagnóstico

Una justificación del diagnóstico es posible después de un examen de rayos X en proyección frontal y lateral. Las imágenes muestran claramente una disminución en la altura de los discos intervertebrales, un estrechamiento del foramen intervertebral y un crecimiento óseo patológico.

Tratamiento

Al diagnosticar, pueden aparecer síntomas de osteocondrosis cervical y tratamiento en el hogar si el paciente sigue el régimen prescrito y no tiene un curso complicado de la enfermedad.

La medicina moderna ofrece diferentes direcciones de terapia:

Medication>
Tomar ciertos grupos de medicamentos tiene como objetivo eliminar los síntomas de la enfermedad, mejorar la nutrición del cartílago y garantizar la protección contra los antioxidantes.

Después del diagnóstico apropiado, el médico determina cómo se debe tratar la osteocondrosis cervical. Tratamiento farmacológico que no puede recetar usted mismo.

Se utilizan los siguientes grupos de medicamentos:

  1. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Eliminan el dolor y la inflamación y reducen los procesos proliferativos. Los medicamentos de este grupo se pueden prescribir en tabletas, pero la administración intramuscular es posible en la fase aguda. No se recomienda utilizarlos durante largos períodos de tiempo. Una dosis máxima de más de una semana conduce al desarrollo de úlceras gástricas no esteroides y causa daño hepático tóxico.
  2. Los condroprotectores se utilizan desde el momento del diagnóstico. Para que sus efectos se manifiesten, deben tomarse durante mucho tiempo.
  3. En mayor medida, esto se aplica a las formas de comprimidos y cápsulas para administración oral. Los medicamentos inyectables se prescriben en cursos, su efecto es más rápido. Contienen glucosamina, que afecta el metabolismo en el tejido del cartílago, y condroitina, que ralentiza la destrucción del disco. También hay condroprotectores naturales, que son platos con gelatina, carne en gelatina, gelatina y pescado.
  4. Los medicamentos vasodilatadores eliminan el vasoespasmo, mejoran el flujo sanguíneo a los músculos y ayudan a reducir la inflamación.
  5. Los diuréticos se utilizan cuando aparecen síntomas de empeoramiento de la osteocondrosis cervical. El tratamiento se realiza en un curso corto para aliviar el edema inflamatorio y la compresión nerviosa.
  6. Las preparaciones de vitaminas tienen como objetivo proporcionar protección antioxidante para el tejido del cartílago, los nervios dañados y las células cerebrales. Esto requiere vitaminas A, E, C. El grupo B es necesario para mejorar la condición de los nervios periféricos. Las vitaminas B6 y B12 se alternan día por medio. La ingestión de una hiperdosis de vitaminas B en un curso corto es eficaz.
  7. Si la osteocondrosis cervical ha empeorado, los ungüentos para el tratamiento ayudarán a eliminar el síndrome de dolor, tendrán un efecto de calentamiento y mejorarán la circulación sanguínea. Se aplica en la zona afectada en una cantidad muy pequeña con un dispositivo de masaje especial.

Los ungüentos antiinflamatorios no esteroides tienen un ligero efecto anestésico local. A diferencia de las tabletas, se pueden usar por más tiempo.

> Fisioterapia
Este método se utiliza como complemento del tratamiento principal. La fisioterapia actúa de forma selectiva sobre la zona afectada, aliviando el dolor, la hinchazón y la inflamación, mejorando la microcirculación y la inmunidad local.

Se aplican los siguientes métodos:

  1. La electroterapia crea un efecto de calentamiento local que mejora la circulación sanguínea y alivia la hinchazón. Sin embargo, este método está contraindicado para quienes tienen marcapasos e implantes metálicos.
  2. Los campos magnéticos de inducción actúan sobre el foco patológico durante unos 20 minutos, aliviando el dolor y la inflamación.
  3. La terapia con láser activa los procesos bioeléctricos en el tejido nervioso y mejora su regeneración. El procedimiento se lleva a cabo en los lugares de las raíces inflamadas de la médula espinal, no más de 2 minutos para cada zona.
  4. Balneoterapia: el uso de lodo terapéutico, agua mineral y ozoquerita. Se lleva a cabo durante el período de exacerbación y remisión para prevenir y consolidar los efectos del tratamiento.

Fisioterapia
Este método no debe utilizarse en la fase aguda de la enfermedad y no debe realizar ejercicios para superar el dolor. Todos ellos se producen de forma suave y sin tirones. No puedes echar la cabeza hacia atrás y hacer movimientos circulares. Si hay una hernia de disco, se requiere una consulta con un neurólogo o neurocirujano.

Una serie de ejercicios para la osteocondrosis de la columna cervical:

  1. Calentar. Camine sobre los dedos de los pies y los talones con el pie completo durante 2-3 minutos (como tratar un espolón en el talón).
  2. Párese derecho, juntando gradualmente los puños, los brazos y los hombros, sosteniéndolos durante medio minuto, relájese y agite las manos.
  3. Incline la cabeza con cuidado hacia los hombros izquierdo y derecho y permanezca en cada posición durante 10 segundos.
  4. Mientras está sentado o de pie, levante los hombros hacia arriba y luego bájelos ligeramente hacia atrás como lo haría al estirar.
  5. De pie o sentado, baje lentamente la cabeza y toque su pecho con la barbilla. Toma lentamente la posición inicial.
  6. Estire los brazos hacia los lados y apriete los puños. Gire 4 veces con pinceles en cada dirección.
  7. Levántate con los brazos abiertos. Alterna girando los codos hacia adelante y hacia atrás.
  8. Un movimiento circular en la articulación del hombro se realiza de la misma manera.
  9. Relajación: levante los brazos y déjelos caer libremente, relajándose tanto como sea posible.

Masaje
Un masajista experimentado le explicará cómo se puede tratar la osteocondrosis de la columna cervical en casa con masajes y automasaje.

Los principios básicos son los siguientes:

  • Todas las acciones se llevan a cabo con la punta de los dedos.
  • Tienes que moverte de la columna a la periferia.
  • No puedes usar la fuerza, solo acciones de masaje ligeras.
  • Todos los movimientos se realizan con suavidad y sin prisas.

Generalmente se frota, amasa y acaricia el cuello.

Tratamiento quirúrgico
Se utiliza para estrechar el canal espinal debido a hernias, que se acompaña de compresión de los vasos y nervios de la columna.

La indicación también es la inestabilidad de la columna cervical. La presencia de una hernia inguinal no es una indicación de cirugía.

En este caso, proceden de la eficacia del tratamiento farmacológico, la condición del paciente y la gravedad de los síntomas de la osteocondrosis. La extirpación de una hernia inguinal se realiza con un bisturí o, más moderno, con un láser.

Pero a menudo los síntomas de la enfermedad desaparecen después del tratamiento quirúrgico por un tiempo y luego continúan.

Prevención

Para no preguntarse cómo curar la osteocondrosis de la columna cervical en casa, debe prevenir la enfermedad. Lo primero y más importante es la corrección de la postura. El encorvarse crea una tensión adicional en las vértebras cervicales y provoca una reacción inflamatoria

También debe evitar una posición forzada prolongada con la cabeza gacha si este departamento está muy estresado.

Si tiene que estar en una posición incómoda en el trabajo durante largos períodos de tiempo, debe hacer ejercicios de cuello con regularidad. También debes elegir la almohada adecuada para dormir.