Causas de la osteocondrosis de la columna torácica, síntomas y tratamiento.

Osteocondrosis de la columna torácica

La osteocondrosis de la columna torácica es rara y se disfraza como otra afección, lo que dificulta el diagnóstico. Se observan cambios degenerativos-distróficos en los discos intervertebrales del paciente y las vértebras en el área del tórax. La patología en esta área de la columna vertebral es mucho menos común que la osteocondrosis de la columna cervical o lumbar. Esto se debe a la estructura específica de la región del tórax, su estrecha conexión con la columna vertebral y las costillas.

El dolor de pecho puede indicar varias enfermedades, incluida la osteocondrosis. Si experimenta molestias en esta zona, consulte a un médico e inicie el tratamiento. La ausencia prolongada de la terapia conduce a complicaciones graves, un fuerte deterioro en el bienestar del paciente e incluso la muerte.

etiología de la enfermedad

Con la osteocondrosis torácica, la estructura del tejido óseo de las vértebras cambia

La región torácica está inactiva, la carga es pequeña en comparación con otras áreas de la columna. Debido a esto, en las primeras etapas de desarrollo, la osteocondrosis torácica es casi asintomática, la patología se diagnostica cuando ya hay consecuencias irreversibles en el tejido óseo.

La razón principal para el desarrollo de la enfermedad en cualquier área de la columna vertebral son los trastornos metabólicos. Bajo la influencia de un factor negativo, la estructura del tejido óseo de las vértebras cambia, las superficies cartilaginosas comienzan a colapsar y se interrumpe el trabajo del aparato musculoesquelético. Todos los procesos patológicos se desarrollan en el contexto del envejecimiento del cuerpo humano, pero la presencia de osteocondrosis en la región del tórax los acelera, lo que conduce al desarrollo de complicaciones y molestias constantes.

Entre los factores negativos que afectan el desarrollo de la osteocondrosis torácica de la columna, los médicos distinguen los más comunes:

  • la inactividad física. La falta de actividad física en el área de la columna vertebral conduce a un deterioro de la circulación sanguínea, como resultado de lo cual los procesos patológicos se desarrollan más rápido;
  • escoliosis, la permanencia prolongada en una posición conduce a espasmos musculares;
  • la actividad física excesiva o el movimiento inadecuado afecta negativamente a la columna torácica;
  • anomalías congénitas en la estructura de la columna vertebral, órganos cercanos;
  • obesidad, la presencia de enfermedades sistémicas, diversas lesiones mecánicas de la columna (no necesariamente en el área del tórax);
  • hipotermia frecuente, procesos inflamatorios en el cuerpo.

La predisposición genética juega un papel importante en el desarrollo de la osteocondrosis torácica. Según las estadísticas, la presencia de antecedentes familiares de enfermedades del sistema musculoesquelético aumenta en un 50% el riesgo de desarrollar enfermedades similares en un paciente. Si estás en riesgo, sigue las recomendaciones preventivas y trata de evitar que la enfermedad se desarrolle.

cuadro clinico

Los signos clínicos de osteocondrosis de la región torácica se confunden fácilmente con una variedad de otras enfermedades. Escuche atentamente sus sentimientos, consulte a un médico para averiguar la causa exacta del malestar.

Síntomas de la osteocondrosis de la región del tórax:

La osteocondrosis torácica acompaña al dolor y la incomodidad en el medio de la espalda.
  • Malestar en el área del pecho de gravedad variable (se desarrolla en el contexto de una persona que está en una posición después de movimientos bruscos al levantar pesas);
  • el síndrome de dolor se intensifica cuando los brazos se levantan o se mueven hacia los lados;
  • La incomodidad en la columna vertebral en el medio de la espalda dificulta la respiración normal, una respiración profunda se acompaña de dolor;
  • hay un dolor sordo constante en el área de los omóplatos;
  • Los pacientes se quejan de entumecimiento de algunas partes del cuerpo, "arrastrándose" sobre la espalda;
  • disminución de la temperatura corporal en las extremidades inferiores, picazón, ardor en las piernas;
  • Las violaciones del sistema vascular se manifiestan por descamación, enrojecimiento de la piel en el área de las vértebras dañadas, la placa ungueal también se destruye;
  • Disfunción del tracto gastrointestinal (diarrea, estreñimiento, acidez estomacal, dolor abdominal);
  • la presencia de problemas con la función reproductiva, sexual;
  • a menudo, las víctimas se quejan de neuralgia intercostal.

Es importante buscar ayuda para excluir otras enfermedades peligrosas: ataque cardíaco, neumonía, angina, enfermedades estomacales.

El dolor en la osteocondrosis torácica se divide en dos tipos:

  • dolor de espalda- las sensaciones de dolor persistente, que acompañan constantemente al paciente, se localizan en el área de los discos intervertebrales dañados;
  • Dorsago- El dolor se manifiesta en forma de convulsiones, dificulta la respiración, impide el movimiento de una persona.

diagnóstico

Un examen visual del paciente y las manipulaciones de diagnóstico ayudarán a determinar la causa de la incomodidad.

Los síntomas, similares a otras dolencias, confirman o refutan las sospechas de osteocondrosis torácicaLa radiografía ayuda al médico a diagnosticar la osteocondrosis de la columna torácicaAlgunas investigaciones ayudan:

  • radiografía;
  • TC, RM;
  • ultrasonido de órganos internos;
  • estudios clínicos de orina, sangre (los indicadores indican un proceso inflamatorio en el cuerpo).

Intenta curarte en función de los resultados.Absolutamente prohibido.El médico ayudará a descifrar las pruebas y también prescribirá el curso de terapia adecuado.

Reglas generales y métodos de tratamiento.

¿Cómo tratar la osteocondrosis de la región del tórax?El objetivo principal de la terapia es el alivio del dolor.La incomodidad es un catalizador que provoca el desarrollo de la enfermedad con renovado vigor: en el contexto de la compresión de las raíces nerviosas, se forma un síndrome de dolor que conduce a espasmos musculares que alteran la biomecánica de la columna vertebral y agravan la compresión. Se forma un círculo vicioso que hay que romper.

medicamento

Para aliviar el dolor, se usan los siguientes grupos de medicamentos:

  • AINE. Es el principal grupo de fármacos utilizados en el tratamiento de la osteocondrosis torácica. Los medicamentos hacen frente al dolor, la inflamación de las raíces nerviosas, mejoran el bienestar de la víctima. El uso a largo plazo está prohibido en el contexto de una alta probabilidad de efectos secundarios;
  • glucocorticosteroides. Los medicamentos tienen un efecto más fuerte en comparación con los AINE, pero afectan el funcionamiento del hígado, los riñones y el tracto gastrointestinal, por lo que, en casos extremos, se usan para detener los ataques agudos de osteocondrosis.
  • diuréticos. Los fondos ayudan a eliminar el edema alrededor de las vértebras dañadas y se usan como medicamentos auxiliares en períodos de exacerbación de la enfermedad.
  • vitaminas B. Inician el metabolismo en el tejido nervioso, tienen un efecto positivo en las raíces nerviosas;
  • condroprotectores. Desarrollado para restaurar el tejido cartilaginoso del disco intervertebral e iniciar los procesos de regeneración natural. No hay evidencia confiable de la efectividad de los condroprotectores, pero se usan activamente para tratar enfermedades del tejido óseo y cartilaginoso.

¡Aviso!Varios ungüentos, cremas y geles son ineficaces. El disco intervertebral dañado está oculto profundamente debajo de los músculos, el tórax, lo que no permite que los componentes activos de los fondos penetren en el foco del proceso inflamatorio. Con respecto a la osteocondrosis torácica, solo los ungüentos a base de AINE son efectivos.

Opciones de terapia alternativa

Además de los medicamentos, los médicos recomiendan recurrir a otros métodos terapéuticos para tratar la osteocondrosis de la osteocondrosis torácica de la columna:

Masaje para aliviar espasmos y relajación muscular en osteocondrosis torácica
  • masaje. La técnica hace frente rápidamente a la incomodidad, ayuda a relajar los músculos, alivia los espasmos y restaura parcialmente la biomecánica de la columna. Cada centro médico tiene al menos un terapeuta de masaje calificado;
  • terapia física. Los ejercicios para la osteocondrosis ayudarán a reducir la carga en las vértebras dañadas, fortalecerán el corsé muscular y relajarán los músculos. Esta categoría incluye natación en la piscina, auto-masaje;
  • acupuntura(Inserción de agujas en puntos especiales del cuerpo). Las manipulaciones le permiten aliviar la tensión muscular, relajar todo el cuerpo y aliviar las molestias.

Dieta y nutrición médica.

Cualquier enfermedad requiere un cambio en la dieta para normalizar el trabajo de todos los órganos y sistemas, la osteocondrosis mamaria no es una excepción.La recomendación más importante es reducir el consumo de sal,Este aspecto influye significativamente en los procesos metabólicos del cuerpo. Es imposible rechazar por completo la sal, sino reducir su cantidad. Confíe en verduras frescas, frutas, carne magra, pescado.

Darse de baja de:

  • bebidas alcohólicas carbonatadas;
  • platos grasosos, salados, ahumados;
  • productos de harina;
  • Mantenga los condimentos al mínimo.

El régimen de bebida es importante: al menos 2 litros por día. No se recomienda tomar café, reemplazando la bebida con té verde, decocciones de hierbas (en la osteocondrosis, las drogas de escaramujo, manzanilla, caléndula, corteza de roble se consideran curativas).

Todos los tratamientos no farmacológicos deben discutirse con su médico de antemano.En períodos de exacerbaciones, está prohibido cualquier impacto mecánico en el área dañada de la columna.El masaje, la gimnasia, la fisioterapia se realizan solo en períodos de remisión.

Complicaciones y pronóstico

La falta de terapia conduce a tensión muscular, debilitamiento del aparato de ligamentos, lo que contribuye al desarrollo de ciática, escoliosis, hernias discales, espondilosis y otras enfermedades desagradables. Los ataques agudos frecuentes de exacerbación de la enfermedad conducen a la pérdida de la capacidad de trabajo del paciente y, finalmente, la persona queda discapacitada. Las etapas avanzadas de la osteocondrosis reducen la esperanza de vida de la víctima en un 5-10%, pero en general, con un tratamiento oportuno, el pronóstico es favorable.

Asesoramiento preventivo

Prevenir el desarrollo de cualquier enfermedad siempre es más fácil que tratarla, y la osteocondrosis del tórax no es una excepción.

Los médicos destacan recomendaciones preventivas universales que protegen su columna vertebral de cambios patológicos:

Si existe la sospecha del desarrollo de osteocondrosis torácica, es necesaria una visita al médico.
  • hacer deporte regularmente (natación, fitness, pilates son adecuados). El entrenamiento con pesas no tiene el mejor efecto sobre la condición del tejido óseo;
  • Coloque una silla ortopédica especial en el automóvil, lo que ayudará a evitar cargas pesadas en todas las partes de la columna vertebral. No se recomiendan viajes de más de 3 horas. En caso de una larga permanencia forzada al volante, deténgase cada hora, haga un pequeño calentamiento de cinco minutos;
  • recomendaciones similares para sentarse a la mesa. Elija una silla con respaldo alto para apoyarse;
  • evite la hipotermia, las lesiones traumáticas de la columna vertebral, la carga excesiva en la región del tórax;
  • Si experimenta molestias en el pecho, consulte a un médico. Cuanto antes se reconozca y trate la enfermedad, mejor será el pronóstico.

La osteocondrosis torácica es menos común que una enfermedad similar de otras partes de la columna, pero esto no significa que sea menos peligrosa. Cuida tu salud, considera posibles riesgos. Si se detecta una enfermedad, retome el tratamiento y siga las recomendaciones del médico de manera impecable.